26°
23°
Los mejores sitios para admirar y fotografiar la lavanda  © Coquard

Los mejores sitios para admirar y fotografiar la lavanda

Desde finales de junio hasta mediados de agosto, cuando la lavanda (o el lavandín) extiende su luminoso manto sobre el paisaje, anhelamos poder pasar un momento tranquilo, junto a uno de sus campos, para observar el ballet de las mariposas y las abejas revoloteando, contemplar el balanceo de las ramitas azuladas mecidas por la brisa, dejarnos embriagar por su perfumado aroma y gravar, en nuestra memoria (y en foto o en vídeo) estos instantes llenos de magia. Te llevamos, así pues, a nuestros lugares favoritos para que disfrutes de un momento zen en medio del oro azul de nuestra Provenza.

La Abadía de Sénanque

Lavanda y patrimonio

El color púrpura del campo que se extiende ante la abadía (que no deja de recordarnos el atavío litúrgico de los obispos) realza las piedras milenarias y confiere al lugar un encanto y una atmósfera sin parangón. Visita sin prisas esta abadía cisterciense y viaja en el tiempo gracias al Histopad (en realidad aumentada). Al terminar, puedes pasar por la tienda y comprar bolsitas de infusión de lavanda.

La Abadía de Sénanque

Aurel

Este campo, situado más abajo de la carretera, a su izquierda (viniendo desde Sault) y con unas preciosas vistas del pueblo, es, sin duda, el más famoso del departamento del Vaucluse. Es fuente de inspiración para fotógrafos y pintores y, a menudo, los encontramos, equipados con sus caballetes, al borde del campo, bajo los árboles, para inmortalizar esta Provenza intemporal.
También hay, al salir del pueblo hacia Montbrun-les-Bains, otro campo que atrae todas las miradas. A orillas de la carretera, a la derecha, las matas de lavanda despliegan sus surcos hacia las retamas, con la compañía solitaria de un árbol (si quieres descubrir de qué especie se trata, tendrás que acercarte) que, como un pastor con su rebaño, vela sobre sus preciosas briznas malvas.

Pueblo de Aurel

¡Atención!

Los campos de lavanda son ecosistemas frágiles y el fruto del trabajo de los agricultores. Te agradecemos que no entres en los campos ni cortes tallos (encontrarás bonitos ramos frescos o secos en los mercados, las destilerías y los puestos de los pueblos).

Pueblo de Aurel

Lioux

Lavanda y acantilados

Aquí, las matas de lavanda se extienden hasta el pie de los acantilados de piedra caliza (un sitio fabuloso para escalar). Al atardecer, las preciosas vistas y los juegos de colores cargan la atmósfera de magia. Será una magnífica oportunidad para visitar este bonito pueblo, con un encanto de antaño.

le saviez-vous ?

Lavanda o lavandín?

El lavandín se da entre 200 y 800 m de altitud y alcanza una altura de 60 a 80 cm. La lavanda verdadera crece a partir de 800 m de altitud. Consta de una sola espiga floral y alcanza una altura de unos 50 cm.

Pueblo de Lioux

La meseta de Claparèdes

Entre Bonnieux y Saignon, encontramos este lugar único. Aquí, la lavanda tiene un aspecto un tanto salvaje y las bories (cabañas de piedra) que en ocasiones encontramos en medio de los campos confieren una mayor belleza al lugar, que ofrece unas vistas excepcionales al Mont Ventoux y el Luberón.

Lavanda

Saignon

Un bonito campo te da la bienvenida a la entrada del pueblo, situado no muy lejos.

Visítalo hasta el final, sube hasta la cima del Rocher de Bellevue (Pico de Bellavista) que, como su nombre indica, ofrece unas magníficas vistas de la región. ¡Deslumbrantes!

Mapa

Cómo llegar

Desde Apt, dirígete hacia Saignon por la D174

Pueblo de Saignon

La meseta entre Valréas y Vinsobres

La meseta entre Valréas y Vinsobres
Mapa

Cómo llegar

Desde Grillon, coge la carretera de las Combes

La lavanda del norte del Vaucluse

En el Enclave de los Papas, los tallos violetas se entremezclan con el verde intenso de las vides y las piedras de las casetas que adornan los parajes. En la carretera de Valréas a Vinsobres, los campos de lavanda se extienden hasta el horizonte.

Comarca de Sault

Al llegar a la meseta de Sault por la carretera de la Gabelle, verás un mirador a la derecha de la carretera; desde él, se puede ver toda la comarca de la lavanda, con Sault, encaramado en su espolón, como un faro. Los campos de lavanda se suceden en una especie de damero, donde el azul lavanda contrasta con el tono rubio de los campos de escanda. ¡Una delicia visual!

Comarca de Sault

Panorama

Más arriba de Saint-Jean de Sault, en la carretera hacia Saint-Saturnin-lès-Apt, hay un agradable mirador que permite admirar los campos desde otra perspectiva. En los pueblos de Champ-Long y Brouville (que encontrarás en el camino), disfrutarás de los campos de lavanda con el Ventoux de fondo.

Comarca de Sault

La Provenza de la lavanda

La lavanda impregna con su fragancia la Comarca de Sault, a los pies del Mont Ventoux, la Comarca de Apt, en el Luberón, y el Enclave de Valréas.

Otros de sitios que puedes visitar

para completar tu periplo de la lavanda

En torno a Roussillon, Joucas, Goult… estarás rodeado de lavanda.
En Oppède, el campo, visible desde la ruta ciclista del Calavon, ofrece una preciosa vista del Pequeño Luberón.
En Velleron, en la carretera que va hacia Saint-Saturnin-lès-Avignon, hay un hermoso campo con vistas al Ventoux.
Y, por supuesto, si estás de visita, no te olvides de las destilerías y del museo de la lavanda, para convertirte en un verdadero experto de la lavanda de Provenza.

le saviez-vous ?

¿Sabías que…?

El Vaucluse es el primer departamento francés productor de lavanda fina y clonal (con el 48 % de la producción nacional).

Lavanda ey Mont-Ventoux