La ruta del azafrán en Vaucluse © Hocquel

La ruta del azafrán en Vaucluse

a la caza del oro rojo

Se le conoce, y con razón, como el oro rojo del Vaucluse. Un encuentro con esta especia que florece en las estribaciones del Ventoux y la llanura del Condado Venesino.

1 día

Al pie del Monte Ventoux

Aviñón

Encuentro con un azafranero

Al pie del Monte Ventoux

Desde el enclave de los Papas hasta los pies del Gigante de la Provenza pasando por el valle del Ródano, el azafrán florece en otoño cuando aparecen los primeros fríos.

En esta época es cuando se ponen de manifiesto los conocimientos de los azafraneros: cuando la flor se abre (siempre al amanecer), hay que recogerla antes de que se seque (se seca muy rápido durante el día). Con la canasta en el brazo, se recoge manualmente y con cuidado, envolviendo cada flor con la palma de la mano y cortando el tallo con la uña.
Luego, viene la poda para recolectar las estigmas, flor por flor, teniendo cuidado de dejarlas atadas y enteras.

Les recibirán 7 productores para mostrarles este arte tan particular de la recolecta y todas las propiedades de la planta.

Resumen

  • La recolecta es en otoño
  • Hacen falta entre 150 a 180 flores para obtener 1 gramo de azafrán seco

Visita a donde se produce el azafrán

L’Or Rouge des 3 Rivières organiza todos los días bajo demanda las visitas a los cultivos para mostrarles el azafrán, esta especie tan prodigiosa.

Además, tendrán la oportunidad de degustar su gama de productos azafranados cuando termine la visita.

El periodo ideal para las visitas es octubre y noviembre ya que es la época del momento mágico de la floración.

Datos prácticos

Shopping de «productos cosméticos de azafrán»

¿Sabía que…? El azafrán tiene reconocidas propiedades medicinales, entre ellas las antioxidantes.

En Aviñón, el laboratorio 4E ha creado una gama de belleza bio a base de flores de azafrán, Kesari. Tanto en sérum como en crema hidratante, el azafrán es el amigo de su belleza.

Resumen

La historia del azafrán en Vaucluse

C’est vers la fin du XIVème siècle que le safran arrive en Vaucluse, d’après l’histoire, dans les valises d’un gentilhomme avignonnais, A finales del siglo XIV el azafrán llega a Vaucluse y tal como dice la historia, llega en las maletas de un señor de Aviñón, el Señor de Porchères.
Durante los siglos siguientes, su cultura se desarrolla y se intensifica, de modo que Vaucluse se convierte en el primer productor de Francia de esta especia y en el siglo XVII, ¡ya había más de 160 azafraneros (y efectivamente, se llaman así) en Carpentras!
Desaparece de manera progresiva en el siglo XIX, y se nota la recuperación a finales del siglo XX por el impulso de los amantes del producto.

Actualmente, los azafraneros cultivan este oro de Vaucluse y producen cientos de kilos al año. Una producción que puede parecer anecdótica si lo comparamos con la del Magreb, China o Irán, pero se le reconoce una calidad excepcional.

Flor de azafrán
¿Sabías que…?

¿Sabía que…?

En el calendario revolucionario, la segunda vendimia que es el 23 de septiembre, se llamaba azafrán para celebrar el comienzo de la floración de la bulba floral del azafrán.

las propiedades del azafrán de la Provenza